domingo, 23 de junio de 2013

REAPARECE ESCOLTA DEL GOBERNADOR EN VIDEO: ACUSA A MALOVA DE NEXOS CON EL NARCO

Frank Armenta Espinoza. Videoacusación.

El agente de la Policía Estatal, Frank Armenta Espinoza, levantado el martes 5 de junio pasado por un grupo armado en Callejones de Guasavito, Guasave, reapareció en un video donde denuncia la presunta complicidad del Gobierno estatal y en particular del gobernador Mario López Valdez, con el cártel de Sinaloa.

El video llegó a la bandeja de S.O.S. del sitio web de Ríodoce el sábado 22 de junio por la tarde con el siguiente mensaje: “Por favor revisen este enlace, aquí se revela información muy importante, vean el video, es un archivo de 350 megas”.

Armenta Espinoza, según informó la Procuraduría de Justicia, laboraba en la avanzada del gobernador, aunque el agente se define en el video como “escolta del gobernador”.

En el video, el agente afirma que el gobernador al inicio de su gestión como gobernador, acudió a una reunión de trabajo en Quilá, donde también estuvo Ismael Zambada García, el Mayo y Joaquín Guzmán Loera, el Chapo.

Armenta afirma que él estuvo en esa reunión y que en dicho cónclave se trató la idea de formar un grupo para la seguridad del mismo crimen organizado, que este a su vez necesitaba el control absoluto del Estado y que para eso nombraron a Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, a pesar de que había tenido en su contra órdenes de aprehensión.

Acusó que Chuytoño a su vez nombró a Jesús Carrasco en la zona norte para que combatiera a las células contrarias al cártel de Sinaloa, todo esto con el apoyo de Gerardo Amarillas (quien relevó a Carrasco la semana pasada).

En el video se expone un audio donde, presuntamente, dialogan el procurador Marco Antonio Higuera Gómez y el gobernador, donde este le ordena, después del ataque a Carrasco el 9 de mayo, que, “buscando provocar un enfrentamiento y un conflicto, que se lleven amarrados a unos 20 policías de Guasave a la declaración… amarrados eh?”.

—Sí señor —le responde el procurador.

—Quiero que te lleves a todos, esto es un mensaje para toda la Policía —dice Malova.

En una conversación entre Malova y el jefe de la Policía Ministerial, Aguilar Íñiguez, se escucha cuando el gobernador le ordena al policía que no entregue al Ejército las camionetas blindadas que se aseguraron durante al ataque a Carrasco por la carretera Internacional.

En otra plática, se supone que entre Chuytoño y el procurador, este le ordena que le dé a Carrasco uno de los rifles Barret que fue asegurado en la misma balacera.

En otra conversación, presuntamente entre Carrasco y un narcomenudista, el jefe policiaco le pide que le pague por adelantado su cuota porque va a salir de viaje y que le ayude a buscar a otros “puchadores” para que se pongan a su servicio.

En otro diálogo, donde los personajes son presuntamente Carrasco y otro policía, hablan de que el policía acaba de matar a una persona con un R-15 y que en unos momentos matarán a otra.

En otro audio se dice que Carrasco platica con un “tirador” de droga al que le pide información sobre un tal Chito y un Rey, a los cuales quiere localizar “para chingármelos”.

En otra plática, supuestamente Carrasco le dice a un narcomenudista que “ya pasó un tiempecito”, que hay que subirle a tres —se supone que a tres mil pesos la cuota por dejarlo trabajar. El puchador se defiende, dice que no vende mucho, pero que él sabe… que lo espere esta semana y que para la otra ya le sube.

En una conversación con el comandante de la Policía de El Carrizo, José Ángel Castro Flores, este le dice a Carrasco que robaron a un hombre y que a otro lo mataron y lo echaron al monte.

En otro de los diálogos, quien se presume es el comandante de El Carrizo, este reconoce que ha matado ya a 51 personas.

Hay otro diálogo, presuntamente entre Gerardo Amarillas, sustituto de Carrasco y alguien que se identifica como el Pay, este le llama para coordinarse y le pide al comandante que le dé un sobrenombre para identificarlo y el comandante le dice que le ponga Amarillo.

También los Ántrax aparecen en escena, pues se anexa una conversación donde supuestamente Héctor Ochoa Polanco, jefe de la Policía Municipal de Culiacán, recibe una llamada de un tal Monky Ántrax, quien le pide al policía apoyo para un detenido con una camioneta en un punto de revisión.

Al final del video, Armenta Espinoza dice que hace estas revelaciones “para que el Gobierno federal mire lo que está pasando en Sinaloa y actúe”.

Y hace responsable al gobernador por lo que le pueda pasar a él y a su familia por revelar esta información.

La Procuraduría General de Justicia del Estado negó que el agente que fuera levantado en una comunidad perteneciente al municipio de Guasave, sea parte de la escolta personal del gobernador del estado, Mario López Valdez, y precisó que se trata de un efectivo del área de Ayudantía y Logística que coordina a la avanzada de seguridad.

Martín Robles Armenta, subprocurador general de justicia del Estado, señaló que este elemento adjudicado a la Policía Estatal Preventiva se encargaba de realizar la logística de la avanzada personal del gobernador cuando se trasladaba de un lugar a otro en el estado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada