viernes, 20 de abril de 2018

PENAL DE LA PAZ FUERA DE CONTROL


Tres lesionados, entre ellos Andrés Martínez Chávez, director del Cereso, fue el saldo del motín registrado el fin de semana en el centro penitenciario paceño. Grupos antimotines tardaron tres horas en controlar a los reos. Aunque la comunicación por medios electrónicos está prohibida, testimonios de internos vía redes sociales, son prueba del caos que prevalece en la institución carcelaria

“Pretendiendo aplicar verdaderas medidas privativas reales de libertad y aislamiento, estas además de aplicadas rigurosas, daba la alternativa de ser flexibles si existiese un pago de por medio”, expuso un miembro de la Guardia del Penal de La Paz ante la constante denuncia de familiares y ahora confirmada por un elemento activo en la guardia del Centro de Reinserción Social (Cereso) de La Paz, pero solo es una versión de todo lo que ha ocurrido los últimos días.

Las cuatro paredes del penal guardan una lucha sin cuartel entre fuerzas de seguridad e internos:

“La tarde en el ‘bote’ se preparaba para un encuentro importante, se trataba de una semifinal de futbol entre internos del centro, cuando pasadas las cuatro de la tarde un disturbio rompió con la tranquilidad de la cárcel”,  informó un interno del penal.

En medio de un disturbio, Andrés Martínez Chávez, director del centro penitenciario, resultó lesionado. “Fue apedreado y golpeado en espalda, cara y dos piquetes en las costillas”, dijo la fuente; el funcionario público caminaba cuando fue sorprendido por un grupo de internos encapuchados, quienes fueron en contra del servidor público por los abusos registrados.

La Secretaría de Seguridad Pública confirmó los hechos, “se suscitó un disturbio en el interior del Centro Penitenciario de La Paz, resultaron tres personas lesionadas, entre ellas Andrés Martínez Chávez, director del penal, las cuales de inmediato recibieron atención médica y se reportan fuera de peligro”.

El “disturbio” generó movilización por casi tres horas, hasta que supuestamente fue mitigado.

En la trifulca también fueron lesionados los internos Ramón Salgado Núñez, de 32 años de edad, y  Carlos Joel Navarrete Peñuelas, de 27 años.

Lo cierto es que los reos tuvieron la “oportunidad” y “cercanía” al director en un momento vulnerable y “lo atacaron por lo mamón que se ha portado con todos, y se desquitaron”, señaló un interno a ZETA.

Ese día, grupos antimotines de la Policía Municipal, Estatal, de Custodia y Federales ingresaron para controlar la situación, a las afueras, fuerzas militares de la Marina y de la Defensa Nacional resguardaban los alrededores, y al mismo tiempo, un helicóptero sobrevolaba la zona.

Aunque la autoridad mencionó que el evento estaba controlado, al igual que las instalaciones del penal, el paso fue restringido a familiares, pues hasta el lunes 9 de abril aún no había control, gente armada y encapuchada se mantenía en resistencia, sin autoridad que mediara. Internos manifestaron “mantener el control”, pues “ninguno de esos perros se atreven a entrar, solo dejaron un olor a uñas quemadas del pinche miedo”, refirieron los internos.

“Queremos salir a trabajar, putos, tenemos familias; ábranse, putos”, los gritos salían desde un segundo piso, en las celdas contiguas a la cancha deportiva y hacia los guardias que mantienen el operativo. Fue una tarde y noche larga para los internos.

“Todos esos putitos que llegaron encapuchados a tirarnos de pansa (sic) con las manos en la nuca y la frente en el piso vallan (sic) y chingen (sic) a su puta”, expresó un reo de nombre David en redes sociales.

Los agentes de seguridad colocaron a todos los reos en el suelo, bocabajo, a algunos con cinchos en las manos para evitar que continuaran con el “disturbio” (motín), al intento de que alguno alzara la voz, de inmediato eran callados a gritos por los agentes.

“Entre dientes muchos les mentaban la madre, y cómo no, si nos tenían ahí tirados, la mayoría nada que ver, pero los que la debían por el atentado contra el director estaban preocupados. Somos presos, pero más de verga somos animales y así es como nos quieren tratar”, señaló el recluso contactado por este Semanario.

COMUNICACIÓN INSTANTÁNEA DEL PENAL

Dos días después del incidente, todavía se temían más disturbios, pero eran controlados en minutos. Desde las cuatro de la tarde del sábado 7, a las 10:58 am del domingo 8 de abril, al joven se le mantuvo incomunicado con sus familiares. Su mensaje fue:

“A TODA MI GENTE QUE SE PREOCUPPA X MI…. ESTOY BIEN GRASIAS A DIOS PERO ES UN PUTTA DESMADRE EN EL CERESO LA PAZ JAJAJAJAJA”.

Los 592 internos empezaron a resentir las secuelas del levantamiento en armas. Directiva, custodios, policías municipales que fungen como guardias y los equipos antimotines que ingresaron, se encontraban preparados para las represalias contra la gente armada en las carracas.

Ahí empezaron las quejas, pues la comida y el agua habían sido racionalizadas como castigo, asimismo, las visitas fueron limitadas, de entrada fueron paralizadas y hasta pasado el mediodía empezaron a ingresar por periodos de 10 minutos.

 Policías resguardan el Policías resguardan el penal de La Paz, se encuentran equipados para contener cualquier situación de riesgo que se pudiera presentar

“Ya son dos dias (sic) enserrados (sic) con candado,sin agua,sin locutorio,sin nada.donde estan (sic) los derechos humanos? Ni los guardias, ni los estatales pueden controlar esto”, publicó una vez más David. Y así lo hizo siete veces más a través de Facebook.

Otros como Froylán Rojas Ramírez “El Zopilote” exhibieron fotografías la mañana del martes 10, en una de ellas se aprecia al joven de pie, empuñando un machete. La publicación se hizo a las 9:22 am; precisamente esa tarde, la Secretaría de Seguridad Pública daba a conocer un nuevo aseguramiento.

Precisamente “El Zopilote” ha encabezado el movimiento de los internos, este joven fue detenido el 29 de enero en las inmediaciones del fraccionamiento Juárez junto con cuatro personas más; a todas se les aseguró un poderoso arsenal, el mismo que hoy mantiene al penal en la inestabilidad.

Su machete en mano, representa el nivel de ingobernabilidad al interior del reclusorio, “aseguraron armas punzocortantes hechizas y diversos utensilios, la mayoría de ellos, utilizados para la elaboración de objetos con punta. Cabe destacar que a fin de ubicar y extraer todos aquellos objetos considerados como prohibidos, estos operativos continuarán realizándose de manera constante, en coordinación con las autoridades de los tres órdenes de gobierno, respetando en todo momento los derechos de las personas internas”.

Entre las armas aseguradas no se percibe el machete del joven.

Ya se había dado a conocer que en “un operativo de revisión al interior del centro, que tuvo como resultado el aseguramiento de una serie de objetos no permitidos como teléfonos celulares, armas blancas, dinero en efectivo, refrigeradores, televisiones, aparatos eléctricos y varios objetos de ornato”, esto generó inconformidades de aquellos internos que tienen privilegios “ilegales”, como le llamaron, “quienes al verse frente a la pérdida de privilegios ilegales, provocaron un disturbio la tarde del sábado 7 de abril, en el cual resultaron lesionados dos personas internas y el director del centro, quienes se encuentran estables de salud al momento”.

Luego indicaron que 110 internos recibieron a sus familiares por el área de ventanilla, misma que se tienen considerada restablecer de manera normal.

Sin embargo, desde sus celdas los reos han estado filtrando videos, fotografías, estados de Facebook y llamadas al por mayor, pasándose por encima el reglamento del Cereso. Incluso, la comunicación ha sido limitada por momentos.

“Nosotros, como oficiales de Seguridad Pública Municipal, en apoyo a las labores de resguardo del penal, fuera de nuestras actividades, hemos pasado el reporte, también lo han hecho custodios, han reportado la venta indiscriminada de droga, lo sabían desde hace meses y no hicieron nada, hoy quisieron cobrar más por el piso y generó desconcierto y enojo, ese fue el resultado”, comentó la fuente de seguridad del penal.

La lista de internos con comunicación ilimitada es muy larga y tiene precio. “Las cuotas por usar el celular están establecidas, hasta donde sé, el cobro varía según seas nuevo, medio nuevo o ya con tiempo, pero el pago es de entre los 20 y 30 pesos diarios, del tiempo que tengas también varía de acuerdo a si usas un equipo del penal o metes tu propio celular, es algo tan normal como para que traten de prohibirlo, ellos lo permitieron”, señaló el familiar de un recluso.

A consecuencia del motín, los internos han permanecido limitados en cuestión de alimentos, agua, amarrados con cinchos, heridos con balas de goma, algunos fueron golpeados, aunque en algunos casos fue por oponer resistencia y rebelarse.

Los internos siguen compartiendo estados en redes sociales con toda tranquilidad, otros han aprovechado para llamar a sus familias, algunos grabaron con sus celulares escenas desde dentro, incluso hay internos que burlándose totalmente de la Ley ofende a oficiales de los tres niveles y exhibe fotografías drogándose en estos días de intenso movimiento.


Moretones que presentaron algunos internos despúes de haber sido controlados por los guardias del CERESO de La Paz.

El problema es que por mucho tiempo los titulares pasaron por alto los problemas e irregularidades que se registraban. “Por miedo o lo que digas, pero por mucho tiempo se dejó en el olvido, como si no pasara nada, hoy vemos el grave problema que es hacer que casi 600 personas obedezcan la Ley, es muy difícil, no digo imposible, pero sí es muy difícil acabar con tantos vicios”, expuso un agente del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

Incluso autoridades de Salud confirmaron a ZETA que se ha buscado generar un programa de desintoxicación de los internos, pero solo ha quedado en papel y no se ha podido aplicar realmente.

GRITOS DE AYUDA TRAS LAS REJAS

“Desde el Juzgado se escuchaban los gritos, mujeres internas que gritaban que querían agua, era muy desesperante oír sus gritos, llegaban y nos daba un no sé qué, pero no debe ser por algo bueno, eso lo entiendo, pero es inhumano que lo hagan de esa manera”, señaló un miembro del Juzgado Segundo de Distrito.

Familiares de reos se manifestaron al mediodía del lunes 9 de abril. Todo inició porque les fue negado el acceso para ver a su familiar recluso.

Desde la tarde y noche del domingo 8, los reos se habían comunicado con sus familiares y ellos mismos habían pasado el recado a otras familias que esperaban noticias de sus internos.

“Queremos saber cómo están, porque ellos están purgando su condena, están pagando con su libertad, pero no son animales, tienen familia, deben entender que después de lo que pasó nosotros estamos angustiados, preocupados; hay gente enferma, rogando ahí adentro ver a sus hijos”, expresó una de las manifestantes que prefirió omitir su nombre.

Por disposición de la autoridad, a los reos que tuvieron participación en el acto se les mantuvo incomunicados por 24 horas, con el fin de que se tranquilizaran y evitar que siguieran las manifestaciones. Las visitas han sido limitadas hasta asumir el control total de la seguridad al interior, sobre todo erradicar todo tipo de amenaza que atente contra personal de custodia.

El sábado y domingo las visitas se reanudaron parcialmente, pero los internos podrán tener ciertas libertades hasta la semana en curso, para confirmar que ya no sucederá lo del 7 de abril y se tengan que tomar medidas drásticas como el traslado de internos a otros penales del país.

“Que nos dejen verlos para saber que están bien, no sé qué están escondiendo porque desde ayer no nos han permitido la entrada desde las 7:30 de la mañana a las 7:30 de la tarde; no les han dado comida, ni agua, no hay agua para el baño, nada de eso”, acusaron.

Igualmente, exigieron la renuncia del director Andrés Martínez Chávez, pues desde su llegada se han registrado abusos contra los reclusos. Los cambios impuestos han provocado descontento entre la población interna, los privilegios a los que estaban acostumbrados muchos, ya están limitados y no pueden acceder fácilmente.

Algunos denunciaron que “nos subieron de precio de piso para usar nuestras cosas”, información que no ha sido aceptada por las autoridades, pero ZETA ha confirmado que existen pagos de hasta 20 y 30 pesos diarios por el uso del celular, y muchas otras cosas.

Ante las limitaciones, los familiares han solicitado la renuncia del secretario de Seguridad Pública del Estado.

“La renuncia del subsecretario de Seguridad Pública y su gente, sus achichincles, porque todos juntos son unas lacras, estaban muy bien nuestros familiares, ¿desde cuándo empezó a cambiar esta situación? Desde que entró este nuevo director, hace 15 días empezó todo, eso todos los sabíamos, era latente, se veía muy tensa la cosa, prohibiéndonos cosas”, reprochó una madre de familia a las afueras del penal.

Luego del motín, se han suspendido los talleres, al abusar los internos de la confianza y llevarse herramientas para agredir a los elementos de seguridad y al propio director, por ello tendrán un castigo enérgico, Derechos Humanos ha ingresado al penal y de momento no hay resultados que declaren que haya abusos, aunque han sido evidenciados.

Familiares esperan que pronto se puedan solucionar las inconsistencias y abusos a los que están expuestos sus reclusos, y así regresar la tranquilidad al interior, sobre todo porque afirman que ya estaban bien; el problema es que no se han dado cuenta que los reos estaban abusando de más libertades de las que se les habían brindado.

LOS PRIVILEGIADOS

Según las manifestantes entrevistadas, un informante al interior les ha comunicado que hay internos golpeados, además de maltrato al que están expuestos, sin embargo, también confirmaron que hay privilegios e irregularidades, pues cuentan con equipos de comunicación.

“Sabemos que hay muchachos golpeados allá adentro, que no los han alimentado, desde que entró el director este nuevo ha habido muchas irregularidades allá adentro, muchas cosas en contra de los reclusos. Cada mes nos pedían una ‘renta’ mensual por tener derecho a piso, sacaron todas las cosas de los muchachos, las tiendas, los restaurantes, pertenencias”, dijo el familiar de un recluso.

A la par, proporcionó el teléfono de alguien que podría explicar el suceso más a fondo, los reporteros preguntaron de quién se trataba, las mujeres se veían una a la otra, confirmando que se trata de un interno, “un joven angustiado que no tenía otra cosa que decir, más que estaban siendo abusados”.

El reo detalló que están limitados, encerrados en sus celdas con buena comida, sin salir a trabajar, ya que los talleres fueron cerrados y les quitaron las tienditas establecidas. Aseguró, tanto él como sus compañeros fueron “robados”.

Pero hay algo que se asoma y que no se han dado cuenta: en el afán de dar a conocer los problemas por los que están pasando, sus cuentas en Facebook y sus teléfonos celulares activos recibiendo mensajes de WhatsApp, compartiendo estados en redes sociales y diversas llamadas. Tienen comunicación día y noche, como si no estuvieran encerrados.

“¿Para poder hacer esta llamada, qué tuvo que hacer, joven?”, se preguntó al interno.

“La verdad tuve que mandar traer un teléfono, conseguir un teléfono para hablar porque nosotros estamos incomunicados, tuve que mandar traer un teléfono para poder, hablar, porque nadie nos escucha”, exhibió desde el interior del penal.

La tarde y noche de ese sábado, el interno relató que fueron atados de manos y pies, a algunos solo les colocaron sus manos en la nuca, los revisaron y ahí permanecieron por un buen rato.

Sin embargo, fotografías en poder de ZETA exhiben a reclusos con moretones circulares, producidos por las balas de goma, además de cinchos en las manos, encerrados; a la par se aprecia a los oficiales muy cerca de las celdas, protegidos por sus uniformes, cascos y escudos.

“Si te fijas es una estrategia militar, están imponiendo las normas y creo que eligieron mal, de esa manera solo van a generar descontento y lo hemos visto. Hasta para tratar maleantes hay que tener tacto, si no, esto se va a salir de control”, informó una fuente civil de seguridad del penal.

En otras fotografías aparecen algunas pertenencias arrojadas en el patio, incluso se captan alimentos como pan y basura, algunos restos de escombro. Según los internos que sostuvieron una llamada desde el Cereso, su petición es simple: que se les valore y respeten las pertenencias, “algo justo para nosotros, más que estamos encerrados, sé que somos delincuentes y estamos pagando una condena y no nos merecemos esto de que nos roben lo poquito que tenemos, más que nada por la orden de una persona que vino a provocar todo este desorden aquí, cuando ya estábamos tranquilos aquí, ya no había problemas de nada”, señaló.

A raíz de la movilización registrada, se filtraron unas imágenes de la situación interna, es claro cómo elementos de seguridad, al momento de ser activado el código rojo, custodiaban los pasillos utilizando cascos, gafas, ropa que los cubriera por completo, evitando ser identificados.

Asimismo, los elementos de la Policía Municipal y seguridad penitenciaria caminaban por las zonas de mayor riesgo, es decir, los pasillos del penal que albergaban a los internos de mayor peligro. Portaban rifles para uso de balas de goma, escopetas y chalecos antibalas.

“Estamos operando desde hace seis meses y creemos que no nos merecemos esta labor, se nos dijo que vendríamos a apoyar las labores por un mes, no estamos capacitados para esta labor dentro de un penal, lo malo es que le pedimos ayuda a los custodios y nos dicen que nos rasquemos con nuestras uñas, no es justo que nos tengan comisionados aquí y ni comida nos den”, denunció un agente de la Municipal que apoya las labores de seguridad.

Las heridas en los internos después del motín eran reales, moretones por balas de goma, algunos testimonios de familiares expresaban haber sido fracturados de brazos, heridos con armas punzocortantes. La información ha salido a cuentagotas, de no ser por la, aunque prohibida, comunicación vía celular de los internos que, hasta el cierre de esta edición, continúan activos en redes sociales.

“Nosotros tenemos la información y no vamos a decir nombres por el bien de los internos, pero tenemos la información los familiares, ¿en qué situación están? Golpeados, los tienen golpeados los tenían amarrados, tenemos pruebas de lo que estamos diciendo, de todo lo que está pasando allá adentro”, dijo  la desesperada esposa de un reo, a las afueras del centro penitenciario.

FALTA APLICAR LA LEY

Custodios y policías municipales que normalmente resguardan el penal han cambiado el simple uniforme tradicional de botas, camisola y pantalón, por cascos, escudos, toletes.

El secretario de Seguridad Pública del Estado, Capitán de Navío, Germán Wong López comentó que al interior del penal había internos con privilegios ilegales, desde un inicio se habló de objetos de ornato, refrigeradores, abanicos, aires acondicionados, droga y armas, incluso se desmontó una cocina completa, casi  como estar en la comodidad del hogar.

Privilegios como una cocina particular y otros artículos en sus celdas, estaban permitidos, o al menos la autoridad carcelaria se hizo de la vista gorda por mucho tiempo.

“Dentro de las actividades que notamos como irregulares, existían tiendas, celdas con cocina, con refrigeradores, con toda una serie de artículos que ellos empleaban”, informó el funcionario.

Reconoció que no había un control total de lo que se hacía al interior, cada interno hacía lo que quería, ir de procesados a sentenciados y viceversa, hacer llamadas a la hora que quería y hasta sostener un cuenta de Facebook (aunque esto aún sucede y ha sido comprobado por ZETA).

Los internos casi podían realizar lo que quisieran, recibir visitas cuando querían y tener acceso a casi cualquier cosa, incluso informes donde claramente expresan que hay venta de droga, no solo dentro, sino a las afueras.

“Ellos están o estaban acostumbrados a una rutina libre, no había un orden, no había un control de visitas, tenían visitas a todas horas, no había un control en las áreas, los procesados pasaban a sentenciados. Lo que hemos tratado es poco a poco ir normalizando una disciplina, un reordenamiento”, reconoció Wong López.

Por usos y costumbres, dentro del Cereso de La Paz existían concesiones de tiendas que distribuían diferentes artículos, algunos ni siquiera se supo cómo llegaron a la venta, ahí se vendían incluso focos para que los internos pudieran consumir cristal. Se trataba de concesiones que eran heredadas con costos y beneficios para algunos reos.

“Existían tiendas de personas que hace muchos años ellos, con base a sus necesidades, fueron instalando dentro del penal, y cuando ellos salían libres, ellos pasarían esas tiendas a los nuevos internos, habían concesiones dentro del centro penitenciario”, todo esto fue destapado por no acatar el reglamento del centro.

Lamentablemente, dentro de las tiendas también existían artículos no regulados y en algunos casos podrían servir para agredir a internos o personal del penal. En cuanto a teléfonos celulares y armas, el secretario reconoció que los internos tienen escondites para resguardarlos, “en sus celdas encuentran muchos lugares donde pueden esconder estos teléfonos, también artículos con los que pueden dañar a las personas, motivo por el cual estamos en esta extracción, de que estamos buscando los artículos que están prohibidos”, complementó el Capitán de Navío.

Durante la exhaustiva revisión al interior del penal de La Paz, fuerzas de seguridad lograron el aseguramiento de artículos que son utilizados como armas, algunos de estos hechizos y que pueden privar de la vida, como puntas, figuras de la muerte, desarmadores, martillos, cuchillos, celulares, bates de beisbol, tijeras, marros, cerillos y cigarros, esposas, trozos de madera y lámina, además de restos de equipos eléctricos.

“Y así una serie de artículos que pueden dañar a las personas,  esos artículos son diseñados de todo lo irregular que hay en los penales, como son ventiladores, artículos de cocina, así como lo que compran en las tiendas y no está controlado”,  finalizó el secretario.

Aun con la incautación, ZETA confirmó que por lo menos hay diez celulares activos, pues se han comprobado cuentas de Facebook activas de nueve hombres y una mujer.

SEGÚN EL REGLAMENTO DEL CENTRO PENITENCIARIO DE LA PAZ, UN INTERNO DEBE ACATAR LAS SIGUIENTES NORMAS:

1|Contar con medidas de seguridad

2 Respetar los derechos de sus compañeros

3 Respetar a las personas que laboran en el Cereso

Conservar en orden y aseo de su estancia, así como las instalaciones del centro

Hacer buen uso y tener el cuidado con el equipo, vestuario, mobiliario y demás objetos

Conservar en buen estado las instalaciones del centro penitenciario

Cumplir con el rubro de su plan de actividades

Cumplir con los programas de salud

Acudir a sus revisiones médicas y de salud mental.

Entre otras como evitar el contacto externo sin autorización o poseer sustancias y objetos prohibidos.

(SEMANARIO ZETA/ EDICIÓN IMPRESA / INVESTIGACIONES ZETA /MARTES, 17 ABRIL, 2018 12:00 PM)

DESVÍAN PESQUISAS DE DESAPARECIDOS


Aunque no encuentran a tres universitarios privados de la libertad en Jalisco, autoridades dan “palos de ciego” investigando a familiares. Una tía del joven Javier Salomón, de Mexicali, fue detenida en Guadalajara, acusada de lenocinio. El gobernador Aristóteles Sandoval lanza ultimátum a sus funcionarios de la Fiscalía General: “O se aclara el paradero de los estudiantes, o habrá drásticas consecuencias” en la dependencia

Los tres estudiantes de cine desaparecidos a mediados de marzo en Tonalá, Jalisco, entre ellos el mexicalense Javier Salomón Aceves Gastélum, no han sido localizados. Sin embargo, entre declaraciones del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, que ponen en duda la continuidad de funcionarios de la Fiscalía General, e investigaciones fallidas, una tía del joven fue detenida, acusada de regentear estéticas masculinas con servicios sexuales.

Las pesquisas no prosperan en lo fundamental: encontrar a Salomón y sus compañeros Daniel, de Los Cabos, Baja California Sur, y Marco, de Tepic, Nayarit; todos alumnos de la Universidad de Artes Audiovisuales (CAAV) en Guadalajara.

Un grupo de la Fiscalía Especializada en Desaparecidos los busca, pero otro grupo de Homicidios Intencionales indaga actividades y negocios de los familiares de los jóvenes.

Así se puso de manifiesto tras la detención de Edna Judith “N”, tía de Javier Salomón, propietaria del inmueble donde los estudiantes habían hecho algunas grabaciones antes de abordar sus vehículos y ser interceptados cuando circulaban kilómetros adelante cerca del periférico del municipio de Tonalá.

La mujer, que fue la primera en presentar la denuncia por la privación de la libertad a manos de un comando armado, y encargada de avisar a las familias de Daniel y Marco, fue detenida la noche del martes 3 de abril, luego de comparecer a una entrevista con investigadores en las instalaciones de la vieja Procuraduría de Justicia de Jalisco. Los agentes llevaban una orden de aprehensión por el delito de lenocinio.

Por lo menos media docena de presuntos centros de masajes eróticos fueron clausurados por personal de la Fiscalía y de Reglamentos del Ayuntamiento de Guadalajara, previo cateo.  Autoridades señalaron a Edna como la propietaria o administradora de tales negocios. No así a su esposo, Armando Ramírez, quien junto con su abogado Víctor Abraham González, fue testigo de la captura.

De esa forma, la tía de Salomón fue llevada el miércoles 4 de abril al penal de Puente Grande, donde quedó a disposición del Juez de Control en el fuero común, ante el cual se verificó la audiencia inicial a puerta cerrada. El defensor de la mujer aseguró que la detención de su clienta no está relacionada para nada con la desaparición del sobrino, “sino que ante la incapacidad de la Fiscalía para resolver el caso, quieren entregar tributo a sus superiores con un hecho colateral que todavía tendrán que probar”.

La situación se complicó para quienes llevan la investigación de estas y otras desapariciones de personas y para el fiscal general Raúl Sánchez Jiménez y sus fiscales de primera línea, a quienes el gobernador Aristóteles Sandoval mandó un ultimátum durante una entrevista radiofónica, en el marco del evento Talent Land: “Sí en quince días no aparecen los estudiantes, voy a sacudir la Fiscalía”.

En un programa de corte político de la emisora Zona Tres, el mandatario afirmó  que su compromiso es que se aclare la desaparición de los futuros cineastas y se conozca su paradero. “Sí en los próximos quince días no tengo yo resultados y no tengo claridad de dónde están los jóvenes y damos con ellos, voy a tener que actuar. Así sea el último día de mi administración, no podemos seguir pasando los días sin que tenga claridad y resultados en esta investigación. Si no dan resultados, voy a tener que sacudir la Fiscalía”, expresó Sandoval.

Por este caso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco ha iniciado el trámite de tres quejas, la última de ellas por la detención de Edna Judith. Mientras tanto, en Guadalajara y otras ciudades del país continúan las manifestaciones y los gestos de solidaridad en la búsqueda de Salomón, Daniel y Marco.

En el Monumento de los Niños Héroes, rebautizado popularmente como “Glorieta de los y las Desaparecidas”, en la zona rosa, continúa instalada una gran lona blanca con letras negras que difunde el nuevo nombre del sitio. La escena es acompañada por decenas de veladoras y carteles con las fotografías de personas desaparecidas, entre ellos los tres universitarios. El lugar servirá de locación para la grabación de un video de protesta por este tipo de hechos y será encabezado por músicos, estudiantes y parientes de desaparecidos.

Por lo que ve a las investigaciones de otras personas no localizadas, tampoco se informa de avance alguno por parte de la Fiscalía General. En el caso de los tres italianos privados de su libertad a finales de enero en Tecalitlán, sus familiares anunciaron el ofrecimiento de una recompensa de dos millones de pesos por información que permita encontrarlos.

Claudio Falleti, representante legal de los familiares de los napolitanos Raffaelle y Antonio Russo, así como de Vincenzo Cimmino, denunció que el gobierno mexicano poco ha hecho para localizar a los comerciantes ambulantes y estima que la Fiscalía de Jalisco tiene las evidencias necesarias para informar sobre lo que sucedió con estos varones.

(SEMANARIO ZETA/ DESTACADAS BCS / LUIS CARLOS SÁINZ /LUNES, 9 ABRIL, 2018 12:00 PM)

79 NIÑOS EJECUTADOS Y BALEADOS EN TIJUANA


Desde 2017, 45 menores de edad han sido asesinados a balazos y otros 34 han resultado heridos en ataques armados en Tijuana. Las víctimas van del año a los 17 años de edad, incluyendo una madre adolescente. Muchos son víctimas colaterales de sicarios que dispararon frente a familias en zonas marginales y en pocos casos, se trata de adolescentes que ingresaron a la delincuencia. Para una experta, se trata de la consecuencia de la descomposición del tejido social, el abandono gubernamental y la desigualdad social

Minutos antes de que termine la noche del 1 de agosto de 2017, bomberos y policías municipales llegan hasta un vehículo incendiándose sobre la calle Tlatelolco de la colonia Lomas de Tlatelolco en la Zona Este de Tijuana.

Ya sofocado el fuego y al revisar la cajuela del automóvil Honda Civic azul, encuentran el cuerpo de un hombre sin vida.

Algunas partes del cuerpo, como el rostro, ya están negras por el fuego, pero aún no se consumen la playera roja ni el pantalón de mezclilla que vestía, tampoco una cadena que lleva al cuello.

Debajo de la nariz, una mancha de sangre llega hasta los labios. El joven había sido asesinado de un disparo de arma de fuego. El primer reporte policial situaba a la víctima entre los 20 y 25 años de edad, en realidad tenía 16.

Su nombre era Edwin Jair, pero corporaciones policiacas lo identificaban también como “El Wiwi” o “El Derek”. Poco antes de ser asesinado, había sido detenido en posesión de un arma corta calibre .38 y con 15 dosis de cristal en la colonia 3 de Octubre. Ninguno de los dos delitos era meritorio de prisión.

Con rostro de niño y portando su uniforme escolar, polo blanca de manga corta y pantalón azul, Edwin Jair admitió haberse “aventado un jale” en la colonia Villa Fontana por órdenes de un hombre apodado “El Mazapán”, pero también aseguró ya no trabajar más para él por temor a ser asesinado.

En el año con más ejecuciones en Tijuana, Edwin Jair es uno de los 45 menores de edad asesinados en ataques armados del 1 de enero de 2017 al 19 de abril de 2018 en la ciudad, según registros de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

De estos casos, 31 ocurrieron en 2017 y en apenas cuatro meses de 2018, se han documentado 14 casos más. Las edades de las víctimas van de los tres, cuatro, cinco y ocho años a adolescentes de 15, 16 y 17 años.

Al revisar el rubro de menores de edad heridos de bala en el mismo periodo, atendidos por servicios de emergencia, la cifra es de 34 casos en Tijuana. Entre las víctimas, hay una bebé de un año de edad, niños y niñas de tres, cinco, ocho y nueve años, así como adolescentes.

Los lugares de los ataques se concentran en la periferia del municipio, especialmente en la Zona Este. Colonias como Mariano Matamoros, El Florido, Urbi Villas del Prado, Sánchez Taboada, Las Torres, El Pípila son escenarios frecuentes de estos crímenes.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) distingue a una gran parte como víctimas colaterales, niños y adolescentes que se encontraban con sus padres o cerca de algún adulto blanco del ataque armado, pero también advierte de la participación de adolescentes en la venta de droga e incluso en ejecuciones como móvil de las agresiones.

Los ataques, de acuerdo a autoridades, se atribuyen al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), al Cártel Arellano Félix y al Cártel de Sinaloa, las tres organizaciones criminales con presencia en la ciudad.

Sin embargo, más allá de la pugna entre carteles por el control de la venta de droga, Ana Laura Galicia Acosta, psicoterapeuta infantil y juvenil encuentra factores en común en los contextos de estos menores: familias multi problemáticas, arraigadas en la desigualdad social y en ambientes de suma violencia. En resumen, la descomposición del tejido social.

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA QUE CIRCULA ESTE VIERNES 20 DE ABRIL

(SEMANARIO ZETA/ DESTACADOS/  INÉS GARCÍA RAMOS/ VIERNES, 20 ABRIL, 2018 03:45 PM)

LOS ATAQUES MÁS AGRESIVOS A CAJEROS SON… EN MÉXICO



En algunos de los ilícitos, los delincuentes incluso desprenden el cajero para intentar llevárselo.

Explosión en el cajero automático, una de las estrategias de los delincuentes. Imagen: Cuartoscuro.
México es de los países en donde se realizan los ataques más agresivos en contra de cajeros automáticos. Bandas internacionales utilizan al país como su base para implementar nuevas formas de hacer fraude, y así robar información y dinero.

Enrique Vaamonde, director de consultoría de Tekio, firma especializada en seguridad de cajeros automáticos, explicó que si bien estos dispositivos son blanco de ataques de forma global, han detectado que en México hay fraudes más agresivos que no se ven en otros países.

“Aquí hemos visto que se hacen los ensayos, al tenerse un parque de cajeros bastante atractivo, y luego meses después los tipos de fraudes, ya sea al modificar sus sistemas con virus u de otras formas, o con modificaciones físicas, se replican en otros países”, explicó.

La última encuesta del Inegi sobre la percepción de inseguridad mantuvo a los cajeros automáticos ubicados en la vía pública en el primer lugar como el sitio más inseguro para los mexicanos, ya que 8 de cada 10 usuarios tienen miedo al ir a estos dispensadores.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) durante 2017 recibieron 750 mil quejas relacionadas a cajeros, la reclamación fue principalmente porque no fue entregada la cantidad solicitada por el cliente.

Tekio ha detectado que parte del problema con los cajeros en México, y que genera uno de los principales fraudes, es que el personal que tienen acceso a la máquina dispensadora, como los de traslado de valores, así como el de mantenimiento técnico o de ingeniería. Se coluden, o son convencidos por los delincuentes, para hacer modificaciones al cajero, “un porcentaje encima del 70 por ciento es complicidad interna”, reconoció el especialista.

Impunidad favorece ilícitos
El hecho de que aquí se realicen más fraudes y ataques en cajeros, es porque “desafortunadamente en México, lo que se ve es que este tipo de delitos tienen un alto nivel de impunidad, no se cuenta con la suficiente cooperación de autoridades para reducir los ilícitos, esto es crimen organizado, y es un tema bastante complejo, ya que hay cajeros que pueden tener desde 300 mil pesos a millones de pesos, dependiendo su ubicación”, indicó Vaamonde.

Una forma de ataque en contra de cajeros automáticos son los que se hacen físicamente, desde intentar que exploten para tener acceso a la caja fuerte en donde están los billetes hasta tratar de “arrancarlos” de la zona en que están instalados para llevárselos completamente.

Otra modalidad es el daño físico, que consiste en instalar dispositivos que hacen que el dinero no salga y quede atrapado, para que después los delincuentes puedan retirar todo el efectivo que quedó en una “trampa”. También se colocan lectores en las ranuras de las tarjetas para copiar toda la información del plástico y el número secreto del tarjetahabiente.

(EL FINANCIERO/ JEANETTE LEYVA @JLEYVAREUS/ 19/04/2018)

REFORMA A LEY FEDERAL DEL TRABAJO EN MÉXICO PONDRÍA EN PELIGRO EL TLCAN: DEMÓCRATAS


Más de 90 legisladores de EU aseguran, en una carta enviada a Robert Lighthizer, que si este cambio a la legislación pasa, sería un obstáculo devastador en las renegociaciones.



Guajardo destacó los avances en los aspectos técnicos y estimó que en esta ronda se podrían cerrar los capítulos de telecomunicaciones y energía.Fuente: Reuters

Más de 90 legisladores demócratas enviaron una carta a Robert Lighthizer, representante comercial de EU y cabeza negociadora de las mesas del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en la que aseguran que, de pasarse una iniciativa para hacer cambios en la Ley Federal del Trabajo en México que abriría las puertas a la subcontratación, se podría comprometer los esfuerzos para modernizar el TLCAN.

“Le urgimos (Lighthizer) a comprometerse con sus contrapartes en México y dejar en claro que aprobar esa ley tendría ramificaciones serias e impacto negativo en el esfuerzo de la renegociación del TLCAN… Si este cambio a la legislación pasa y se convierte en una ley, sería un obstáculo potencialmente devastador para el éxito de las renegociaciones del TLCAN”, escriben los legisladores en la misiva.

La propuesta de reforma a la Ley Federal del Trabajo, presentada el 7 de diciembre por los senadores priistas Isaías González, integrante de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), y por Tereso Medina, miembro de la Confederación de Trabajadores Mexicanos, significaría obstáculos al derecho de huelga y menores prestaciones laborales, ya que los trabajadores que son contratados por outsourcing no cuentan con acceso a IMSS, seguro de desempleo, en entre otras cosas.

Las enmiendas que buscarían cambiar la Ley Federal del Trabajo se presentaron el 22 de marzo del presente año en el Senado nacional.

“Este es el segundo intento de introducir implementaciones legislativas que empujen el proceso de reforma del 2017. Ambas propuestas fueron introducidas por dos miembros del PRI, quienes también lideran los dos sindicatos proteccionistas más grandes del país. La propuesta, introducida en diciembre del 2017, impulsó a sindicatos en EU y México a presentar una queja bajo el acuerdo laboral paralelo del TLCAN original”, detallan los legisladores de EU.

De acuerdo con los funcionarios estadounidenses, esta modificación a la ley permitiría que “la red corrupta de sindicatos proteccionistas” mantuvieran el control de las relaciones laborales en México.

“La propuesta socava el requisito constitucional para que los trabajadores aprueben los convenios colectivos por votación secreta, debilita disposiciones de transparencias establecidas que garantizan que los trabajadores puedan acceder a información de las organizaciones que los representan e impone requisitos onerosos para que los sindicatos independientes ganen reconocimiento”, escriben los funcionarios de EU.

Para la secretaria del Trabajo y Fomento del Empleo de la Ciudad de México, Amalia García, mencionó que la propuesta laboral es contraria a la reforma constitucional al no garantizar la defensa de los derechos de los trabajadores.

Asimismo el senador Luis Humberto Fernández, secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, de aprobarse los cambios en materia laboral, las huelgas desaparecerían completamente porque no habría forma de cumplir los requisitos que plantea la iniciativa lanzada por los priistas.

En el marco del foro “Reforma Laboral para todos. Última llamada”, el funcionario aseguró que la propuesta de dictamen no fue elaborada por los senadores, sino por un despacho ajeno a la cámara, y agregó que la iniciativa circuló antes del receso de actividades que tuvieron él y sus similares hace algunas semanas.

(EL FINANCIERO/ DANIELBLANCO @ElFinanciero_Mx19/04/2018) 

EL 'MAYDAY' DE MEADE


Mayday es una de las palabras que menos se buscan en los diccionarios. Es una derivación del francés que significa “ayúdame”, que originalmente fue la radioseñal internacional utilizada por los barcos y aviones en situaciones de emergencia para solicitar auxilio. La señal se comenzó a emplear de manera común como palabra, recuerda Wikipedia, que representaba un peligro inminente, y donde muchas veces se estaba en riesgo de perder la vida. Mayday es lo que se aplica hoy a la campaña del oficialista José Antonio Meade, que necesita auxilio, no sólo para ver si existe alguna posibilidad de ser competitivo en la contienda por la presidencia, sino incluso para evitar, de mantenerse la tendencia en la mayoría de las encuestas, hundirse en el tercer lugar. Mantener la presidencia no es lo único en peligro. Está en riesgo obtener bancadas sólidas en el Senado y el Congreso, y evitar, en el colapso que se anuncia, el fin del PRI como hoy lo conocemos.

Existe una desconexión entre lo que se piensa en el equipo de Meade y lo que se cree en otros lados, incluso en Los Pinos, donde de acuerdo con personas que han escuchado al presidente Enrique Peña Nieto, está preocupado por el rumbo de la campaña. Dentro de la campaña, ha trascendido de sus cuartos de guerra, hay un problema de desorganización, con muchos generales y muchas voces que opinan y hacen, ante la ausencia de un liderazgo firme en la jefatura de campaña de Aurelio Nuño. El jefe de todos no es respetado por muchos. Su apoyo, el presidente del PRI, Enrique Ochoa, es un fusible quemado que ha desaparecido de la arena pública, empujado por la ignominia de la opinión pública y el desprecio de los priistas.

Una vez más, hay que reiterarlo, esta visión no es compartida por quienes están en la campaña. La falta de autocrítica, o el exceso de soberbia de algunos de los jefes de la campaña, absortos en el proceso endogámico de la toma de decisiones, les impide ver los ajustes que tendrían que hacerse de fondo. La solución, sin embargo, está a la vista, pero es altamente dolorosa, para el equipo y para el propio Peña Nieto: cambiar a los jefes de la campaña. Esta decisión no está en las manos de Meade, sino en las de Peña Nieto. ¿Estará dispuesto a cortar la pierna gangrenada antes de que se le pudra el resto del cuerpo?

No está en su ADN ese tipo de cambios y decisiones radicales, pero si él mismo admite en privado que las cosas no marchan bien, entre más tiempo tarde en tomar esa decisión, más doloroso será el naufragio. Mencionar la salida de Ochoa del PRI es hoy en día un pleonasmo. Agotado hace semanas como el gladiador priista, sus rendimientos decrecientes lo han hecho insulso en la arena pública, y un factor de desunión entre los priistas. Pero como en el caso de Nuño, la decisión final no la tiene Meade, sino el presidente.

Hipotéticamente hablando, la salida de las dos cabezas formales de la campaña, que traerían como secuela un ajuste total dentro de los equipos de trabajo y reorientación de los trabajos, la agenda, el mensaje y la comunicación social, no sería suficiente si no se ataca el problema de fondo que tiene partido al partido: la lista de candidatos y candidatas al Senado y la Cámara de Diputados. Las listas que se registraron ante el Instituto Nacional Electoral provocaron una hecatombe silenciosa dentro del partido, al figurar en los sitios donde seguramente alcanzarán escaños o curules, personas en el entorno de mayor cariño y cercanía del presidente, que les quiere garantizar una vida política transexenal, así como el acomodo de personas que son parte del equipo ganador de la candidatura. Al mismo tiempo, se lastimó al priismo en general, y a los sectores en particular. Con esas listas, es improbable que el PRI trabaje con toda su fuerza a favor de la victoria de Meade. Si la maquinaria electoral priista estaba dañada, con esto la paralizaron.

Junto con el cambio de las cabezas, tendrían que tirar a la basura esas listas y rehacerlas. Aunque ya hayan sido registrados, la ley permite que puedan haber cambios hasta un mes antes de la elección (1 de junio), pero pudiera darse un remplazo hasta el último día, por inhabilitación, incapacidad permanente o muerte. Por ejemplo, hace unos días el PT sustituyó un candidato registrado en su lista para el Congreso, e incorporó al maestro Rafael Ochoa Guzmán, pieza de la maestra Elba Esther Gordillo, como número cinco en la cuarta circunscripción. El problema es que existe la posibilidad, por tiempos, de que no aparecieran en las boletas, cuyo orden de impresión se modificó con el registro de Jaime Rodríguez, El Bronco, para enviar primero las listas de plurinominales y después las presidenciales. En todo caso, ya hay antecedentes de que un legislador electo no estuviera en la boleta.

Estos cambios serían estratégicos y buscarían recuperar al PRI que está perdiendo de manera significativa todos los días. Es cierto que el descrédito del PRI jala hacia abajo a Meade en las preferencias electorales, pero hay una verdad política: sin el PRI, no tiene mayor posibilidad el candidato de nada; con el PRI, al menos, puede hacer el intento. También es cierto que, aun con esta revolución interna, Meade no tiene un horizonte promisorio en estos momentos, sino más bien ominoso. Sin embargo, si las cosas están mal, pueden ponerse peor.

(EL FINANCIERO/ RAYMUNDO RIVA PALACIO/ ESTRICTAMENTE PERSONAL/20/04/2018 - 7:46)

LA CAMPAÑA DE AURELIO


José Antonio Meade es el único candidato a la presidencia cuyo futuro está en manos que no son de él. El presidente Enrique Peña Nieto lo puso a trabajar de candidato y nada más. Le colocó un coordinador de campaña, Aurelio Nuño, con quien acuerda semanalmente en Los Pinos sobre la estrategia de la campaña sin tomar en cuenta al candidato. Le mandó a Alejandro Quintero para que le construyera la narrativa a través de los spots, y le impuso a Alejandra Lagunes para que manejara las redes sociales. Es decir, quienes colaboraron al cénit de Peña Nieto en 2012 y lo llevaron a su nadir en 2017, fueron implantados ahora como la sangre y la carne del candidato presidencial. A este paso y con esa lógica, Meade no tendrá ningún cénit y terminará irremediablemente en el nadir.

La campaña presidencial del candidato oficialista tose, pero quienes la dirigen no han diagnosticado que lo que tiene es una tuberculosis. Al contrario, lo estiran y tensan al meterlo en terrenos que no son los que él podría defender, sino aquellos que son las filias y fobias de Nuño. En las dos últimas semanas, Meade dejó de responder a las necesidades de la sociedad para defender las fijaciones de Nuño con la reforma educativa. La proyección freudiana del jefe de la campaña está desarrollando una estrategia como si fuera su propia campaña. Sin saberlo probablemente con precisión, la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, Tatiana Clouthier, se lo dijo en la cara durante un debate en el programa Despierta, de Carlos Loret, la semana pasada: no superas no haber sido el candidato. Exacto.

Nuño impuso su agenda, anulando la de Meade. Cambió la retórica acusatoria contra Ricardo Anaya para reorientar sus baterías críticas contra López Obrador, entendiendo finalmente que para mejorar sus niveles de preferencia electoral se debe enfrentar a quien tiene puntos que perder, no a quien le falta grasa para repartir. Pero si el giro estuvo bien, el énfasis está mal. El mensaje y los spots se enfocaron a una campaña de miedo contra López Obrador, para quien, según las encuestas, hace un buen tiempo dejó de ser un factor que le produjera negativos. Lo que se ha visto en las mediciones es que resultó contraproducente para Meade, que siguió perdiendo puntos ante el morenista.

En la columna de este lunes se planteó como hipótesis de trabajo que la elección presidencial está más allá de la batalla contra López Obrador, y se inserta en la indignación contra el régimen. Casi una tercera parte de lo que ha sido hasta ahora el voto consolidado de López Obrador, está sumándose a él empujado por la molestia contra la corrupción y la impunidad que siente la mayoría de los mexicanos, según las encuestas, representa el gobierno que respalda a Meade. Nuño y el entorno que controla la campaña no parece compartir esta hipótesis, a decir de la forma como han establecido la estrategia. El miedo por encima de todo, no atajar la molestia, es la línea conducente que se aprecia en el desarrollo de la campaña, que se empató desde el sábado con otro de los fantasmas de Nuño: la disidencia magisterial y su oposición a la reforma educativa.

La violencia avalada y estimulada por López Obrador fue la primera crítica que hizo Meade tras el zafarrancho en un acto de campaña el sábado pasado en Puerto Escondido, Oaxaca. Una vez más, el miedo como hilo conductor de la crítica al candidato puntero. Por la voz de Meade se expresan las frustraciones de Nuño, que no se ha detenido a realizar una autocrítica sobre qué están haciendo y cómo lo están haciendo. El evento de Puerto Escondido es un botón de lo que pasa en la campaña. De acuerdo con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, la campaña de Meade fue alertada en la víspera sobre los planes de los maestros disidentes para sabotear el evento, exhibiendo la incompetencia de la campaña para hacer un control de daños preventivo. No tomaron previsiones en el equipo del candidato, cuyos seguidores escenificaron un zafarrancho con maestros y detonaron un debate mediático entre Meade y López Obrador.

Meade no tendría que estar hablando de la reforma educativa de la forma justiciera como lo está haciendo, que refleja el argumento sistemáticamente esgrimido por Nuño como secretario de Educación. Ese discurso es incendiario y no se sale el candidato de él. Está atrapado por su jefe de campaña y no se ha sacudido la bota de Nuño que pisa su futuro. Si no ha podido con él, mucho menos ha marcado una raya con el presidente. No se entiende bien el porqué el candidato no ha dado un golpe sobre la mesa para tomar el control de su campaña, pese a las evidencias de que las imposiciones de Peña Nieto son parte de los responsables de su descrédito y desgracia como presidente.

Nuño, como jefe de Oficina de la Presidencia, fue el responsable del manejo de crisis de la 'casa blanca' y de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, detonantes en el mal humor social y la animadversión contra Peña Nieto. También fue quien aisló al presidente y cortó el acceso y sus posibilidades de interlocución con el mundo exterior. Ser el carcelero de Los Pinos le generó muchos enemigos, que Nuño mismo reconoce, y frena los apoyos a Meade –por las facturas que debe– que están tomando el camino, hasta este momento, por Anaya.

(EL FINANCIERO/ RAYMUNDO RIVA PALACIO/ ESTRICTAMENTE PERSONAL/ 19/04/2018)